El pasado martes 22 de agosto, esta redacción se hacía eco de una posible ofensiva del Sevilla por Julian Draxler, aunque aún no se pudiera hablar de negociaciones entre las partes. Hoy, podemos informar sobre más detalles acerca de las negociaciones entre los dos clubes y el jugador. La posibilidad de que el germano llegue a Sevilla está hoy un poco más cerca que ayer. Así también informan al respecto periodistas muy cercanos al PSG y sería una incorporación que, además, satisfaría un anhelo pasado del club nervionense.

Paso a paso

El Paris Saint Germain aminoraría con la marcha de Draxler la presión del Fair Play financiero. Con ese objetivo en el horizonte, el club ha aceptado la cesión de un año propuesta por el Sevilla. A la falta de hueco en la plantilla para el jugador, se une el cumplimiento de las normas económicas acordadas, las cuales viene acuciando a la entidad parisina desde hace algún tiempo, por lo que la salida del futbolista sería también una gran ocasión para obtener más margen. A la situación de cordialidad entre las dos partes se une además el hecho de que Draxler vería con muy buenos ojos poder retomar su carrera deportiva en el Sevilla, un club con aspiraciones europeas y con posibilidades de darle títulos a su palmarés, lo cual siempre facilita esta suerte de negociaciones.

A pesar de todo lo expuesto, el acuerdo no estaría tan cercano como pudiera parecer, ya que aún quedan por concretar bastantes cuestiones de importancia. La primera, definir el tipo de cesión, si será con o sin opción de compra y, en el que caso de ser con posibilidad de compra, si esta sería opcional u obligatoria y la cuantía de la misma. La segunda, quién será el responsable de asumir los 4 millones de euros netos de sueldo del jugador, si los parisinos, los sevillanos o ambos en porcentajes divididos. Los franceses parecen tener claro que para que el acuerdo fructifique debe ser el Sevilla quien asuma la ficha del alemán.

Más cerca que nunca

Con los rojiblancos lanzados a por el extremo izquierdo y las negociaciones encarriladas, son dos los factores que la entidad hispalense debería tener en cuenta: los siete días restantes para que cierre el mercado de fichaje y la posible intromisión de algún otro candidato. Y es que, si bien es verdad que la capital andaluza se presume como el destino más posible del jugador, esto es fútbol y no hay que elevar nada a definitivo hasta que no esté firmado, sellado y vuelto a firmar. El Sevilla deberá jugar sus mejores bazas y mostrar sus mejores galas para que no se le esfume de nuevo este viejo capricho de Nervión. No está cerrado, ni mucho menos, pero sí avanza poco a poco.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here