Esta noche, el Sevilla vuelve a pisar suelo ruso, dos años y medio después de haberlo hecho por última vez, ante el Zenit de San Petersburgo, en la antigua capital del imperio de los zares. Hoy se mide ante el Spartak de Moscú en la tercera jornada de la Liga de Campeones, en la que los nervionenses pueden dar un paso importante para conseguir la clasificación a octavos. Pero la historia dice que al cuadro hispalense no se le da nada bien Rusia, donde solo ha sido capaz de ganar una vez, en siete visitas.

La primera de ellas se produjo el 24 de octubre de 1990. El Sevilla volvía a la UEFA después de siete temporadas de ausencia y, tras eliminar en la primera ronda al PAOK, ese día se enfrentó en 1/16 de final al Torpedo Moscú en la capital rusa, en plena descomposición del bloque soviético. El partido acabó con derrota sevillista por 3-1. Polster anotó el único tanto de los hispalenses.

Para encontrar el segundo encuentro del Sevilla en Rusia, es necesario avanzar en el tiempo 14 años. En la temporada 2004-2005 el cuadro nervionense, dirigido por Caparrós, regresaba a la competición europea, después de nueve temporadas. El 25 de noviembre se midió al Zenit de San Petersburgo en la fase de grupo, consiguiendo un empate a uno. Arshavin marcó el gol ruso y Julio Baptista estableció la igualada. El mismo enfrentamiento se repitió justo un año después, pero esta vez el saldo fue más negativo. El Sevilla regresó a San Petersburgo en la fase de grupos de la UEFA 2005-2006. Kerzhakov marcó en dos ocasiones y Saviola recortó distancias en el último minuto. Sin embargo, la derrota en Rusia no impidió la clasificación sevillista a los 1/16 de final.

La única victoria del Sevilla en Rusia, ante el Lokomotiv

Precisamente, en la temporada 2005-2006, de dulce recuerdo para todo el sevillismo, se produjo la única victoria del Sevilla en Rusia. Tras superar la fase de grupo, el 15 de febrero de 2006 el rival en 1/16 de final era el Lokomotiv de Moscú. Cuando quedaba un cuarto de hora para el final del partido, un córner botado por Martí fue rematado por Jordi López al fondo de la portería de Polyakov, dejando la eliminatoria muy de cara para los hispalenses.

Pero el camino hacia la final volvería a pasar por Rusia. En octavos, el Sevilla eliminó el Lille y, en cuartos de final, el rival fue de nuevo el Zenit. El 6 de abril de 2006, el equipo entonces entrenador por Juande Ramos regresó la antigua capital zarista para disputar la vuelta de la eliminatoria. El encuentro se disputó bajo un manto de nieve que dificultó mucho el desarrollo del juego. Afortunadamente, el Sevilla viajó con el 4-1 conseguido en la ida en Nervión y el empate a uno en Rusia clasificó al equipo para las semifinales, donde esperaría el Schalke 04.

Eliminado en Champions por el CSKA

El 24 de febrero de 2010 el Sevilla volvió a los octavos de final de la Liga de Campeones, dos años después de haber caído eliminado en la misma ronda, ante el Fenerbahçe. En esta ocasión, el rival era el CSKA de Moscú y el equipo, con Manolo Jiménez al mando, obtuvo un importante 1-1 en la capital moscovita. Sin embargo, en el partido de vuelta en el Sánchez-Pizjuán, los nervionenses perdieron 1-2 y no consiguieron el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

La última visita, hasta hoy, del Sevilla a Rusia fue, una vez más, a San Peterburgo, para medirse al Zenit en los cuartos de final de la Europa League, el 23 de abril de 2015. Como en la última vez, el partido era la vuelta de la eliminatoria y el equipo de Unai Emery llegaba con un peligroso 2-1 obtenido en la ida, en la capital andaluza. Finalmente, el choque terminó con un empate a dos goles que dio el billete de las semifinales al conjunto hispalense.

La de esta noche será la octava vez que el Sevilla juegue en terreno ruso y lo hará ante un rival nuevo, al que jamás se ha enfrentado anteriormente, el Spartak de Moscú. Los antecedentes no son nada favorables y no permiten augurar una victoria sevillista en el Otkrytie Arena. Pero esto hace que el choque cobre una mayor dimensión, ya que a la importancia de conseguir los tres puntos que encarrille la clasificación, hay que sumar la de romper una estadística en contra.

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here