El Sevilla Atlético cerró el año 2018 con una victoria ante el Badajoz por dos goles a uno. Los de Luci consiguieron con esta victoria colocarse a un punto de la decimosexta posición, que los colocaría fuera del descenso. Por la parte de abajo, los cuatro puntos que lo separan del Almería B dejan un pequeño colchón con respecto a los tres últimos clasificados. La victoria ante el conjunto extremeño en la última jornada del año debe servir como impulso para que el filial se aleje de los puestos de descenso.

Afinar la puntería

Uno de los puntos claves para que el Sevilla Atlético consiga salir del pozo es aumentar el número de goles. Después de 18 jornadas disputadas, los de Luci suman 19 tantos a favor por 25 en contra, dejando su balance en -6. La diferencia de goles puede ser fundamental de cara a escalar posiciones en la tabla, por lo que los delanteros deben ponerse las pilas. Para ello, el filial cuenta con dos jóvenes promesas como son Bryan Gil y Chris Ramos.

El primero de ellos acumula tres goles en 16 partidos mientras que el segundo suma cinco en 13, siendo Ramos la referencia ofensiva del Sevilla Atlético en estos momentos. El delantero gaditano está cedido por el Valladolid esta temporada en el filial hispalense y sus números presagian que puede llegar a cuajar buenos partidos en el conjunto pucelano, que posiblemente no lo deje escapar en el mercado estival. Por otro lado, Bryan Gil ha conseguido con sus goles varias victorias en esta temporada que han ayudado al club a sumar puntos importantes a lo largo de la misma. El de Barbate anotó el solitario tanto que dio los tres puntos al filial ante el Don Benito consiguiendo así los primeros puntos a domicilio de la temporada.

Tirar de galones

Otra de las claves para que el filia resurja es que los canteranos con experiencia tiren del resto del equipo. Jugadores como Curro, Pejiño, Lara o Berrocal tiene que conseguir que los demás se empapen del ADN sevillista, ya que la renovación que ha supuesto el descenso del filial ha dejado al equipo con muchas caras nuevas. Perder a los principales porteros, jugadores de peso como Matos, Carmona, Marc Gual o Borja Lasso ha hecho que poco o nada quede ya de aquél equipo que consiguiera el ascenso a Segunda División. Es por esto que los futbolistas con más experiencia y veteranía deben ser los pesos pesados de un Sevilla Atlético que intentará esta semana salir de los puestos de descenso si gana al Murcia y el Marbella pierde o empata.

Un mes frenético

El encuentro ante el conjunto murciano, sexto clasificado, será el primero de cuatro que disputará el filial en este mes de enero. Tras este partido viajará el club hispalense a Ibiza para medirse al noveno clasificado, que le ganó por cero a uno en casa, y después recibirá a El Ejido, duodécimo clasificado, que también derrotó por la mínima al filial hispalense en la primera vuelta. El mes acabará con una visita al San Fernando, quinto clasificado, que fue el primer rival al que el Sevilla Atlético venció en su vuelta a la Segunda B, por dos goles a uno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here